Si estás pensando en cambiar la calefacción y decantarte por calefacción de biomasa, es importarte informarse de los tipos de calderas y estufas de biomasa que actualmente se encuentran en el mercado, para ello te invitamos a que nos consultes sin compromiso.

Cuando tengas tu calefacción lista, debes decantarte por el combustible que vas a usar. Hoy en día el “calor responsable” está cada vez más extendido, por ello las variedades que podemos encontrar en el mercado han aumentado y es más complicado decantarse por uno u otro. En ocasiones una elección de pellet de mala calidad puede provocar muchos problemas en el rendimiento calórico y en la vida útil de nuestra caldera o estufa.

Es por ello, que desde Suministros Valdepeñas queremos que estés bien informado para que puedas optar por la mejor selección.

Tipos y calidades de Pellets

Lo primero que debes saber, es que todos los pellets no son iguales, en el mercado podemos encontrar pellet de los siguientes tipos:

Clase A1: El pellet de clase A1 esta formado por madera de origen forestal y residuos de madera sin tratar químicamente, con bajos contenidos en ceniza, nitrógeno y cloro.

Clase A2: Semejante a la clase A1, pero con más ceniza, nitrógeno y cloro.

Clase B: puede estar formado por madera de origen forestal y madera reciclada, pero en ningún caso con madera tratada químicamente. De hecho, hay valores máximos muy estrictos para los metales pesados.

Una vez que sabemos los tipos de pellet que hay en el mercado vamos a analizar si están certificados o no.

Pellet certificado y sin certificar

El pellet puede estar certificado o no, ello no quiere decir que sean malos, la diferencia es que los pellets que están certificados cumplen con los requisitos técnicos mínimos de fabricación, se comprueban la procedencia de la madera, cenizas, humedad, poder calorífico… mientras que con el no certificado, no podremos estar seguros de su calidad, ya que nadie comprueba si son verídicas sus características.
En España hay dos certificadoras:

ENplus: el más conocido, certificado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

DINplus: de la certificadora alemana DIN CERTCO.

Entre los pellets certificados que nos garantizan cierta calidad, tendremos que tener en cuenta las siguientes características, para saber cuál es el mejor.

  • Cenizas: es el residuo que deja el pellet, por lo tanto, cuanto menor porcentaje de cenizas deje, menor mantenimiento y limpieza tendremos que hacer de nuestra estufa de pellet.
  • Humedad:a mayor humedad, menos calor proporcionará el pellet. Debería ser siempre inferior al 10%.
  • Capacidad calorífica: será la energía que nos proporciona. Generalmente viene expresada en MJ/kg, y lo ideal es que sea superior a 16.5 MJ/kg. Algunas certificaciones limitan también la capacidad máxima (19 MJ/kg con la idea de evitar aditivos que puedan ser perjudiciales).
  • Durabilidad mecánica: depende de la cantidad de polvo contenido en el saco de pellets.
  • Tamaño del pellet: puede generar problemas en la carga.

 

Estos son los datos más importantes que debes conocer para decantarte a la hora de escoger un buen pellet, si aún tienes dudas puedes consultarnos o venir a visitarnos y nuestros expertos te ayudaran con tu elección.